Blanca Nieves

En un museo alemán se encuentra la lápida de una mujer que se considera sirvió de modelo para el cuento de Blanca Nieves. Una mujer alemana que vivió en el siglo XVIII y tuvo una vida trágica. La lápida se creyó perdida durante años, pero ha sobrevivido de casualidad y recientemente fue donada a un museo.
La lápida es de Maria Sophia von Erthal, nacida en una familia rica, según miembros de la élite local en el pueblo alemán de Lohr am Main, cerca de Bamberg, en Baviera. La joven Sophia fue una chica atractiva a la que le gustaba ayudar a los necesitados. Su vida cambió para siempre cuando su madre murió y su padre se volvió a casar.
Se cuenta que su madrastra tenía la fama de ser dominante y de favorecer a sus propios hijos y que no le permitió a Sophia casarse, así que finalmente se fue a vivir con una mujer pobre y se volvió ciega.
Murió en 1791 y le mandaron a hacer su propia lápida, lo que era una inusual para un mujer de su tiempo. La iglesia donde la enterraron fue demolida en 1804 y su lápida se trasladó al hospital local, que fue fundado por su hermano el arzobispo de Mainz.
Cuando renovaron el hospital en los 70 la lápida desapareció y se creyó que se había perdido. Poco después apareció y la donaron al Museo Diocesano de la ciudad de Bamberg.

Los cuentos están inspirados en la realidad

(Continuará)

error: